El euro frena la bajada tras caer por debajo de 1,16 dólares

El euro frenó hoy algo la caída que inició el jueves después de que el Banco Central Europeo (BCE) parara las fantasías de subidas de los tipos de interés y con ellas una apreciación de la divisas.

La moneda única se cambiaba hacia las 16.20 horas GMT a 1,1608 dólares, frente a los 1,1650 dólares en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior.

El BCE fijó hoy el tipo de cambio de referencia del euro en 1,1596 dólares.

El euro perdió el jueves más de dos centavos de dólar y el viernes frenó la tendencia bajista y recuperó los 1,16 dólares.

El BCE dijo que no subirá los tipos de interés en la zona del euro, al menos, hasta verano de 2019, aunque concluya las compras de bonos a finales de diciembre, por lo que muchos analistas no contemplan un encarecimiento del precio del dinero hasta septiembre o diciembre del próximo año.

«Esto fue lo más moderado que el BCE pudo ser dadas las circunstancias, con la inflación al alza y el desempleo bajando», considera el analista de Forex Fawad Razaqzada.

La Reserva Federal (Fed) subió el miércoles el precio del dinero en 25 puntos básicos, hasta entre el 1,75 y el 2 %, y pronosticó cuatro incrementos en total este año, en vez de los tres que había previsto anteriormente, por lo que subirá las tasas de interés dos veces más este año.

«Las intenciones de la Fed y del BCE están ahora sobre la mesa y queda menos efecto sorpresa, por ello los inversores ya han comenzado a ajustar los precios. Esto significa probablemente que el impacto negativo sobre el euro se desvanecerá progresivamente», consideran los analistas de UniCredit.

«Después de la decisión de ayer del BCE, el euro se ha debilitado notablemente, en nuestra opinión la reacción del mercado está justificada, dado que el anuncio mina el último argumento de la fuerte apreciación del euro en los últimos catorce meses», la expectativa de que comenzaría a subir el precio del dinero una vez que terminara las compras de deuda, comenta el director de Divisas de Commerzbank Research, Ulrich Leuchtmann.

«Por tanto, ayer no fue el principio del fin de nada. Los argumentos que eran positivos para el euro se han esfumado y los participantes del mercado que han apostado por un euro más elevado durante más de un año, se han quedado al descubierto», añade Leuchtmann.

El Banco de Japón (BoJ) mantuvo los tipos de interés y los estímulos monetarios y no tiene prisa por salir de esta política monetaria extraordinariamente expansiva.

La caída de la producción industrial en EEUU en mayo, la primera caída desde enero, y los aranceles del presidente de EEUU, Donald Trump, a importaciones chinas por valor de 50.000 millones de dólares (43.031 millones de euros), debilitaron al «billete verde».

La banda de fluctuación del euro frente al dólar osciló hoy entre 1,1543 y 1,1627 dólares.

Fuente: agencia EFE, finanzas.com