Palma de Mallorca, ejemplo de ciudad que ya regula el alquiler vacacional

Los decretos para regular las viviendas vacacionales son medidas que ya se aplican en otros puntos turísticos, aunque con medidas más restrictivas que las que propone el Gobierno de Canarias. Uno de esos ejemplos es Palma de Mallorca, que se va a convertir en la primera ciudad en prohibir el alquiler vacacional en todas las viviendas unifamiliares.
El acceso a la vivienda para residentes en la capital balear se ha convertido en un serio problema ya que en los últimos años la oferta para alquiler vacacional ha crecido un 50%. La oferta de viviendas turísticas no regladas alcanza ya las 20.000 plazas comercializadas en la ciudad pero solo 645 cuentan con licencia.
El Ayuntamiento ya ha decidido que limitará este tipo de alquiler a las viviendas unifamiliares y no a los pisos. «El precio del alquiler para residentes ha subido hasta un 40% en los últimos años y también para los trabajadores que vienen de fuera a hacer la temporada turística. El alquiler para ellos también es muy caro y muchos ya empiezan a plantearse si vienen o no a trabajar», asegura José Hilla, concejal de Urbanismo de Palma de Mallorca .

La patronal del alquiler turístico se muestra rotundamente en contra de esta prohibición. «Los ingresos del turismo se repartían entre la clase media y trabajadora y servía de complemento a las rentas de muchas familias, por lo que ahora esto va a crear muchos problemas», afirma María Gibertt, gerente de Habtur.
De esta forma, Palma se convierte en pionera en este tipo de medidas que ya ha despertado el interés de grandes ciudades como Barcelona, Madrid, Berlín o Copenhague.

Fuente: rtvo

.